Martes, 7 de Noviembre, 2017

Tipos de contratos para tus empleados

El art. 20 de la LFT define al contrato de la siguiente manera: “Contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario”. De acuerdo al art 25 de la LFT, las condiciones de trabajo deben constar por escrito, a menos que exista ya un contrato colectivo aplicable. Asimismo, indica que el contrato deberá imprimirse por duplicado, uno para el trabajador y otro para el patrón.

El contenido del contrato deberá considerar:

  • Datos del trabajador y del patrón como nombre, domicilio, nacionalidad, RFC, etc.
  • Tipo de contrato o relación de trabajo.
  • Servicios por prestar.
  • Lugar del servicio.
  • Duración de la jornada.
  • Forma y monto de salario.
  • Día y lugar del pago del salario.
  • Capacitación.
  • Otras, como vacaciones.

Tipos de contratos

Antes de escoger el tipo de contrato aplicable, te recomendamos estudiar bien las condiciones y plazos de contratación que la empresa desea proponer al nuevo empleado, y entonces seleccionar el tipo de contrato más adecuado:

  • Contrato por obra o tiempo determinado: La LFT permite establecer un contrato por obra determinada, exclusivamente cuando la naturaleza de la obra así lo exija. Los contratos por tiempo determinado sólo pueden establecerse por la naturaleza del trabajo a desempeñar, por sustitución de otro empleado y otros casos designados por la LFT. Así que, si vas a llevar a cabo un proyecto y necesitas personal por un tiempo determinado, este contrato te puede ayudar a cumplir tus objetivos.
  • Contrato por tiempo indeterminado: este tipo de contrato es el más deseado por los nuevos empleados, ya que establece una relación laboral sin definir el plazo, para continuar con una relación laboral de largo plazo. Al comienzo de este contrato, generalmente se establece un periodo de prueba para conocer el desempeño del nuevo empleado.
  • Periodo de prueba: como se indicó al final del párrafo anterior, el contrato por tiempo indeterminado puede estar sujeto a un periodo de prueba, este periodo forma parte del contrato por tiempo indeterminado. Este periodo servirá para demostrar que el empleado cuenta con los conocimientos y requisitos necesarios para desempeñar el puesto. En principio el periodo de prueba no podrá ser mayor de 30 días, a menos de que se trate de un puesto gerencial, directivo, o  administrativo que desempeñe labores técnicas o profesionales especializadas, en los cuales el periodo de prueba puede ser de hasta 180 días. Es importante señalar que durante el periodo de prueba el empleado percibirá su salario, la garantía de seguridad social y prestaciones propias de la categoría o puesto que desempeñe. Cuando su contrato de prueba concluya, el patrón deberá tomar una decisión objetiva basada en el desempeño del trabajador. El periodo de prueba es muy utilizado en la actualidad. Nos permite conocer el trabajo del nuevo empleado y saber si se desea continuar con la relación laboral, no solo del lado de la empresa, sino también del empleado.
  • Capacitación inicial: el contrato por tiempo indeterminado puede estar sujeto a un periodo de capacitación inicial. La ventaja de éste es que permite al trabajador sin experiencia adquirir los conocimientos o habilidades requeridas para desempeñar las actividades propias del puesto de trabajo.  La vigencia de este contrato será de 3 meses, o hasta 6 meses en caso de puestos gerenciales, directivos o administrativos que desempeñe labores técnicas o profesionales especializadas. Este contrato es muy útil cuando un empleado tiene experiencia en el sector, pero no tiene experiencia gerencial o directiva, entonces, podemos llevarlo a trabajar en nuestra empresa bajo un contrato de capacitación inicial en Gerencia por 6 meses y evaluar su desempeño. Cuando su contrato de capacitación inicial concluya, el patrón deberá tomar una decisión objetiva basada en las competencias del trabajador. Tanto el periodo a prueba como la capacitación inicial son muy útiles para cualquier empresa, sin embargo, se pueden utilizar solo una vez con el mismo empleado y no se pueden extender más de 6 meses.
  • Contrato por temporada: la LFT permite contratar personal por tiempo indeterminado de manera discontinua, y por actividad de temporada o prestación parcial de servicios, es decir algunos días a la semana, al mes o al año. Todos los trabajadores contratados por temporada tendrán los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores contratados por tiempo indeterminado continuo; solo que en proporción al tiempo trabajado en cada periodo (semanal, mensual, anual).
Más Artículos...
Más Artículos...