Martes, 7 de Noviembre, 2017

¿Sabes qué es la prima de riesgo de trabajo?

Diversos son los riesgos que puede enfrentar cualquier trabajador al momento de realizar sus labores correspondientes. Como patrón, debes asegurarte de cubrir cualquier riesgo que pueda atentar contra la salud y vida de tus empleados. Para cumplir con este requisito se han creado las primas de riesgo, las cuales  funcionan como una cuota que la empresa debe pagar, en caso de ocurrir un accidente.

Para aprender a calcular el premio de la prima de riesgo de trabajo que tu compañía debe cancelar, sigue leyendo este artículo donde hemos recopilado toda la información sobre este tema.

¿Qué es la prima de riesgo de trabajo?

Comencemos con lo primero: el concepto básico. Es importante conocer qué es exactamente la prima de riesgo de trabajo y por qué se establece la cancelación de la misma.

Al momento de registrar actividad empresarial, las leyes establecen que como patrón se debe cancelar una cuota correspondiente a los riesgos que puedan correr los empleados en sus actividades laborales, esta cuota incluye los accidentes que puedan suceder de forma inesperada.

La prima de riesgo es justamente ese monto o cuota que los patrones deben pagar, como una forma de asegurar a los empleados ante accidentes en el entorno físico laboral donde el empleado se desenvuelve.

La prima de riesgo de trabajo debe cancelarse en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¿El pago por la prima de riesgo de trabajo, es obligatorio?

Sí. Cuando se realiza el registro de alguna empresa, se le asigna el pago de una prima de riesgo de trabajo. Para comenzar a pagarla, debe transcurrir un año de servicio para que se puedan realizar los cálculos correspondientes y determinar la suma que se debe cancelar al IMSS. Estos cálculos son realizados tomando en cuenta la llamada revisión anual de siniestralidad, en donde se calcula la cantidad de accidentes y enfermedades laborales ocurridas durante un año de trabajo. Además, siempre se toman en cuenta distintas categorías de la empresa, por ejemplo, las actividades realizadas, el servicio ofrecido, la división y grupo económico, además de la fracción y la clase social. Este último proceso, debe ser realizado por el patrón de la empresa y seleccionar las opciones correspondientes, según su propia clasificación.

Para tener una mayor noción o conocimiento sobre la división, grupo económico, fracción y clase social (en caso de que sea necesario) puedes leer el artículo 196 del Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación. Igualmente, el artículo 73 de la Ley del Seguro Social puede ayudar a definir y esclarecer cuál es el porcentaje de cada clase social.

¿La prima de riesgo de trabajo puede variar?

Sí, y de hecho, es normal que varíe. Año tras año, como patrón, debes realizar la evaluación de siniestralidad correspondiente y verificar las variaciones en cuanto a la prima por el riesgo de trabajo. Transcurrido un año, pueden aumentar o disminuir la cantidad de  enfermedades o accidentes laborales y a su vez, aumentaría o disminuiría el costo de la cuota a cancelar.

La prima de riesgo se registra todos los años en el IMSS. Entra en vigencia el primero de marzo de cada año y concluye el último día de febrero del año siguiente.

Importancia de cancelar la prima de riesgo de trabajo

En primer lugar y dado que la cancelación de esta cuota es obligatoria, es importante que conozcas la cantidad de dinero que se debe pagar anualmente; esto, te ayudará a tener un mejor control sobre las finanzas de la empresa, así como a destinar y a reservar el dinero correspondiente para pagos de esta naturaleza. Igualmente, al realizar el registro de la prima de riesgo de trabajo, deberás definir cuál es el tipo de trabajo realizado por tu empresa y asimismo, tendrás una clara clasificación y un concepto más definido sobre el servicio a ofrecer, lo que te ayudará a orientar las actividades laborales.

La prima de riesgo de trabajo, ayudará a mantener sus instalaciones en completo mantenimiento y a definir cuáles áreas son más peligrosas y atentan contra la salud de sus trabajadores. En caso de que en el año siguiente, tu prima de riesgo de trabajo disminuya, sabrás lo eficientes que fueron las medidas tomadas en cuanto a prevención de los empleados. Si aumenta, es una señal de las remodelaciones y modificaciones que debes tomar en cuenta para tus instalaciones, procesos y medidas de control.

En último lugar, será un modo de retribuir a tus empleados por la naturaleza peligrosa y arriesgada que puede conllevar realizar ciertas actividades laborales.

¿Debo presentar la calculación de la prima de riesgo de trabajo año tras año?

Esto depende exclusivamente de cada empresa. Si hubo variación en la evaluación de siniestralidad, se debe presentar el nuevo cálculo porque el monto de la cuota será distinto. Sin embargo, si no hubo variación, no es necesario presentarla ante el IMSS.

Las empresas recién registradas o que hayan cambiado de actividad laboral y no hayan cumplido un año de trabajo, no deben presentar aún este cálculo de la prima de riesgo de trabajo.

Por otro lado, las empresas pequeñas, que cuentan con 10 o menos empleados, no es necesario que vayan a registrar el cálculo de la prima de riesgo de trabajo en el IMSS ya que en marzo podrán adjuntarla en su declaración anual.

¿Puedo, yo mismo, calcular la prima de riesgo de trabajo de mi empresa?

Por supuesto que sí. La página web del IMSS tiene una calculadora que te mostrará el monto exacto que debes cancelar.

Sin embargo, en caso de que quieras hacerlo tú mismo se realiza con la siguiente fórmula:

  • Prima = [(S/365) + 28 x (I + D)] x (2.3/N) + 0.0005

En este caso:

  • S es igual a todos los días que fueron pagados a los empleados, por causa de una incapacidad temporal, ya sea parcial o total.
  • I corresponde a la suma de todas las incapacidades permanentes de los empleados (ya sean permanentes, temporales, parciales, entre otros) .
  • Sustituye la D por la cantidad de muertes que hubo en el año de trabajo.
  • La N corresponde a la cantidad de empleados y trabajadores de su empresa, pero que sobre todo, pueden estar expuestos  a riesgos y accidentes laborales más contundente o frecuentemente.

Para realizar este cálculo, es imprescindible mantener un registro de todos los accidentes laborales ocurridos en su empresa, además de los días pagados o indemnizados por incapacidades o enfermedades de trabajo.

Más Artículos...
Más Artículos...