Uniformes y herramientas para empleados: ¿son deducibles?

Uniformes y herramientas de trabajo

Es muy común que en el entorno laboral las empresas impongan uniformes de trabajo para la protección de su equipo o para objetivos de imagen corporativa. Según la Ley Federal del Trabajo (LFT), los uniformes para empleados, al igual que las herramientas, son considerados como materiales de trabajo, necesarios para la labor diaria de los trabajadores. 

Generalmente estos recursos deben de ser proporcionados por las empresas, sin embargo, de ser un gasto personal para el empleado, este puede ser deducible en su declaración anual, siguiendo ciertos requisitos.  Aquí te explicamos.

¿Qué son los uniformes de trabajo?

En algunos centros de trabajo, y sectores específicos, se le pide a sus empleados usar vestimenta específica para el trabajo, como condición para el empleo. Ya sea para su protección en el lugar de trabajo o para mantener su indumentaria personal limpia. 

Como ropa de trabajo se puede considerar: 

  • Uniforme para cocinas: Filipinas, delantales, zapatos de cocina
  • Uniformes de industria: Overoles, botas, guantes 
  • Ropa con medidas de seguridad: Chalecos, cinturones, cascos. 
  • Uniformes de personal sanitario: Batas, zapatos, pantalones. 
  • Uniforme especiales: Camisas, pantalones, gorras con logo empresarial. 

Por ejemplo, si un empleado trabaja en una profesión de alto riesgo como la construcción, su ropa de trabajo como cascos y botas, son necesarias su protección física ante los riesgos de la actividad. Por lo que si el trabajador compra estos materiales, el costo puede ser deducible cumpliendo con ciertos requerimientos. 

¿Cuáles son los requisitos para que sea deducible? 

La Ley de Impuesto sobre la Renta (LISR) en su Artículo 51,  permite deducir el costo de la ropa de trabajo y uniformes sólo en estos casos:

  • Necesidad inherente al trabajo: La empresa que exige el uniforme debe de expresar el requisito de la vestimenta como condición para el empleo.
  • Justificado con factura: El empleado deberá solicitar la factura con los datos de su empresa. Sin factura la deducción no es válida. Se debe declarar.
  • Uso exclusivo en el trabajo: Que la vestimenta adquirida sea para uso exclusivo para las actividades del trabajo, y no para su uso personal, fuera del lugar de trabajo.
  • Gasto personal del empleado: Sólo es deducible si la empresa no reembolsa los gastos de la compra de estos uniformes. Por lo que el empleado debe de conservar la factura de la compra. 

Como vimos anteriormente, es importante se conozcan dichos requisitos para que tus empleados puedan hacer su deducción. Sin embargo,  es importante asumir como empresa el costo total de los uniformes y materiales para tus empleados, y proporcionarles todos los recursos necesarios para desempeñarse de manera segura en su trabajo. Pues no hay ninguna Ley que ampare el descuento sobre la nómina en concepto de uniformes o materiales.   

Calculadora del Salario Base de Cotización | Runa HR

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Aspectos legales

Apoyo por defunción ¿Qué es y cuál es su función? Uniformes y herramientas de trabajo Es muy común que en ...
Siguiente:

Aspectos legales

Pago de renta: Descuento sobre la nómina Uniformes y herramientas de trabajo Es muy común que en ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds