Jueves, 9 de Noviembre, 2017

¿Por qué entregar vales de despensa?

¿Qué es un vale de despensa?

Un vale de despensa son comprobantes dados por las organizaciones y empresas a empleados con carácter no transferible, para que compren comida a su conveniencia, proporcionando estos cupones como parte del paquete de sueldo. Normalmente, los empleadores lo convierten en una característica opcional de su ingreso bruto para que el empleado que no lo desee, no participe en el recibimiento de este bono.

Generalmente se entregaban al empleado en cupones, pero como en los últimos años han adquirido mucha popularidad, entonces se abonan en una tarjeta de débito especial para despensa o en forma electrónica.

La Ley de Impuesto sobre la Renta de México reconoce a estos cupones o vales de despensa, como entidades exentas del pago de impuestos, en su artículo 28 fracción XXX, con la condición de que se entreguen mediante monederos electrónicos.

¿Cuál es la mejor manera de usar un vale de despensa?

Estos vales pueden usarse como modo de pago para la compra de alimentos, bebidas no alcohólicas y todo tipo de servicios y bienes para el consumo. Puedes utilizar estos en los restaurantes, las tiendas de dulces, las panaderías, las esquinas de comida rápida y comúnmente las grandes cadenas de supermercados.

Cuando vienen en forma de papel, tienen una fecha de vencimiento. Tradicionalmente, duran un año y se pueden utilizar en cualquier parte de México. Los centros que aceptan este tipo de pagos tienen unas pegatinas con forma de estos vales o cupones en áreas visibles para mostrar a los clientes que cobran de esta manera.

¿Cómo se beneficia el empleador al pagar con vales de despensa?

El artículo 8 de la Ley de Impuestos Sobre la Renta, recomienda al patrono de otorgar beneficios que garanticen la previsión social del empleado, para que logren su superación personal, profesional, cultural o familiar satisfaciendo necesidades o contingencias presentes o futuras.

La Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores impone que este pago de vale está prohibido realizarse en dinero en efectivo, lo que de algún modo representa una garantía de que el trabajador no podrá usarlo con otros fines distintos para los que fue concebido.

¿Qué necesita una empresa para poder pagar vales de despensa a sus trabajadores?

Si eres dueño de una empresa que está pensando en empezar a incorporar esta prestación a los trabajadores debes:

  • Tener un contrato con un emisor autorizado de monederos fiscales de vales de despensa, para lo que debe poseer todos los datos de su empresa como la razón social, el número de registro patronal.
  • Estar inscrito en el Régimen Federal de los Trabajadores.
  • Establecer los presupuestos que se desea asignar al monedero de cada trabajador, domicilio fiscal y otros que amerite el emisor para celebrar dicho contrato.
  • Poseer factura electrónica.
  • Tener toda la contabilidad registrada en el sistema.
  • Otorgar el beneficio de forma igualitaria de todos los empleados y tener un plan escrito del pago del beneficio que recibirán todos por ese año.
  • Contar con un sistema informático seguro.
  • No tener deudas fiscales y permitir auditorías de los Servicios de Administración Tributaria.

Cálculo del vale de despensa

El beneficio principal de pagar con vales de despensa es que los mismos están excluidos del pago de impuestos, siempre y cuando, como lo dicta la Ley de Seguro Sociales en el mencionado artículo 27, el cupo no sobrepase el 40% del salario mínimo base diario que se encuentre vigente del Distrito Federal.

El sueldo diario en México para el 1 de enero del año 2017 es de 80,04 pesos, como el porcentaje máximo es de 40%, podemos calcular esta cuenta de la siguiente forma:

80.04 X 40% = 32.016 pesos diarios.

Como se paga mensualmente, generalmente a los últimos de cada mes, quedaría el saldo del vale de despensa mensual de un trabajador así:

32.016 X 30 (días en un mes) = 960.48 pesos

El último párrafo del artículo mencionado impone que se debe cotizar solamente el excedente de estos 960.48 pesos.

Recuerda que este pago se hace para estimular las asistencias y la puntualidad, por lo que el trabajador que falte o se retarde constantemente sin justificación, le podrá ser descontada un día de vale de despensa del ingreso mensual.

Manteniendo en mente la inflación actual de los precios nacionales e internacionales, ciertamente no será mala idea aprovechar los vales de despensa para tener un poder adquisitivo mayor en sus manos. Este dinero, obviamente es propio, ya que se lo ha ganado con trabajo en relación de dependencia y no hay nada malo en ahorrar impuestos de la manera correcta.

Más Artículos...
Más Artículos...