Inteligencia emocional, ¿qué es y por qué desarrollarla en tu empresa?

Toda organización está compuesta por personas, esto significa que las empresas no pueden olvidar que el desempeño de colaboradores depende de su estado de ánimo. Roces entre colaboradores, estrés por la carga de trabajo e incluso días en los que se encuentren desanimados, aclaran la importancia de manejar un equipo con inteligencia emocional.   

El desarrollo de inteligencia emocional en el trabajo es una de las mejores estrategias para poder enfrentar los retos de la vida laboral de un modo proactivo. Es por ello que en este artículo te hablaremos más de esta aptitud y de la forma en que puedes promoverla en tu propia empresa.

¿Qué es la inteligencia emocional? 

La inteligencia emocional es una habilidad que permite reconocer nuestras afectividades y las de las demás personas, con el fin de manejarlas adecuadamente y crear relaciones sanas y productivas con otros.

Esta aptitud nos ayuda a evitar que las emociones interfieran en nuestras decisiones y a liberarnos de las frustraciones, impulsos o sentimientos que pueden nublar nuestros juicios.

 En el contexto actual, la inteligencia emocional se ha vuelto esencial para enfrentar los retos sociales, económicos y políticos que se nos presentan. Por ejemplo, la pandemia de COVID-19 nos hizo testigos de cambios sin precedentes en nuestra sociedad, y nos forzó a adaptarnos a las nuevas circunstancias y a saber gestionar nuestras emociones de un modo asertivo.

¿Cómo aumentarla?

La inteligencia emocional es una habilidad que algunos tienen mucho más desarrollada, ya sea por su personalidad, sus hábitos o su filosofía de vida. Sin embargo, es una aptitud que todos podemos fortalecer. Algunas formas para lograrlo son:

  • Escucha activa contigo mismo: Muchas veces escuchamos a los otros, pero descuidamos darnos un momento para hablar con nosotros mismos y explorar aquellas cosas que nos afectan. Conocer las causas de nuestras emociones y saberlas definir es esencial para poder manejarlas.
  • Equilibra tus afectos y tu razón: No se trata de renunciar a los sentimientos y ser totalmente racionales. Por el contrario, encontrar un sano equilibrio puede ayudarte a tomar decisiones que saquen lo mejor de ti.
  • Comparte tus sentimientos: Compartir nuestras emociones y pensamientos es esencial para comprendernos a nosotros mismos y para aprender de los demás. De este modo, puedes encontrar mejores soluciones y sentirte acompañado.
  • Sé responsable: Para gestionar nuestras emociones es necesario saber qué efectos tienen en nosotros mismos y en las otras personas. Solo si asumimos nuestras responsabilidades podemos decidir mejor.

¿Cómo gestionar a tu equipo utilizando inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una habilidad que todo líder empresarial debe poseer para identificar oportunamente problemas dentro de su equipo de trabajo, a fin de disminuirlos y generar buenos ambientes de trabajo basados en la toma de decisiones.

Escuchar las necesidades del personal y fomentar la empatía entre ellos es esencial para llegar a la resolución de conflictos, tanto entre los trabajadores como respecto a los clientes y colaboradores. Para lograrlo, los líderes deben promover debates y diálogos que permitan llegar a acuerdos colectivos en los que todos participen y sean beneficiados. 

Además, es necesario que la dirección de los equipos de trabajo reconozca los logros y delegue responsabilidades ante las tomas de decisión. Esto hará que los empleados sean más conscientes de las consecuencias de sus decisiones y sepan mediar sus emociones a la hora de actuar.

¿Cómo mejorar la inteligencia emocional de tus empleados? 

Si has logrado desarrollar tu propia inteligencia emocional, es momento de que incentives el crecimiento de tus empleados. Algunas estrategias que pueden ayudarte a hacerlos más críticos y racionales son:

  1. Aplicar herramientas lógicas para la toma de decisión, con el fin de evitar determinaciones sesgadas o demasiado personales.
  2. Crear dinámicas de discusión para resolver problemas, sean ficticios o no.
  3. Ofrecer acompañamiento psicológico como una prestación laboral.
  4. Incluir capacitación en habilidades sociales y de comunicación.

¿Cuáles son sus ventajas?

Hoy en día no se pueden hacer negocios sin tener en cuenta la importancia del factor humano, tanto de los clientes como de los trabajadores. Si cultivas la inteligencia emocional en tu empresa, lograrás poner al centro de tu operaciones a las personas y tener muchos beneficios para tu negocio, tales como:

  • Una mejor atención al cliente
  • Mejor capacidad para la resolución de problemas y conflictos
  • Decisiones más racionales y premeditadas
  • Una plantilla centrada en su trabajo
  • Ambiente laboral sano
  • Equipos de trabajo más sólidos y comprometidos

Durante mucho tiempo se ha creído que las empresas no tienen la obligación de invertir en la salud mental de su personal. Es momento de revertir esta idea y apoyar a los trabajadores para desarrollar aptitudes y habilidades sociales y emocionales, que les ayuden tanto en su vida personal como en su desempeño como profesionales. 

HR Stack Descargable | Recursos tecnológicos para administrar el ciclo de vida de tus empleados | Runa HR

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

HR Management

¿Qué es y cómo calcular el salario diario? Toda organización está compuesta por personas, esto ...
Siguiente:

HR Management

Pacto Toda organización está compuesta por personas, esto ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds