Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

Las percepciones según la Ley Federal del Trabajo

Cuando comenzamos a integrar la nómina nos damos cuenta de la diversidad de beneficios que la Ley Federal de Trabajo (LFT) establece para los trabajadores en México. Asimismo, establece la forma de calcularlos. Puede parecer complicado en algunas ocasiones determinar las percepciones y deducciones correctamente. Comencemos por las percepciones. Las percepciones y demás beneficios que un patrón le pueda dar sus empleados es considerado parte del salario de acuerdo con la LFT. Observemos el artículo 84 de la Ley:

“El salario se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo.”

Cuando hablamos de percepciones del empleado, en realidad de lo que estamos hablando es de todo ingreso en efectivo, que estarán en el recibo de nómina cuando estos conceptos sean pagados al empleado.

Sueldo bruto

Esta cantidad es un monto fijo en efectivo (ahora transferencias electrónicas en cuentas bancarias) que paga el patrón al empleado por realizar las labores o actividades descritas en su contrato. Cuando se habla del monto del salario bruto, generalmente se habla de una cifra mensual, inclusive si el pago es quincenal o semanal. Este sueldo mensual se divide en 30 días para tener un salario diario que será útil para calcular los montos del aguinaldo, prima vacacional, etc. Este salario diario es el que sirve de base de cotización en el IMSS, Afore e INFONAVIT.

Comisiones

La Ley permite fijar el salario por comisión. En el artículo 286 de la Ley se indica que el salario a comisión puede comprender un porcentaje sobre el valor de la mercancía vendida, o sobre el pago inicial u otros pagos periódicos. En realidad, la comisión puede ser un porcentaje sobre el precio de venta o puede ser monto fijo por venta. Generalmente, el patrón tiene un tabulador donde las comisiones por venta son crecientes a medida que el empleado vende más. El objetivo de ello es otorgar incentivos a los empleados para incrementar su productividad y los resultados del negocio.

Horas extras

La Ley regula las horas de trabajo extraordinarias, en su art.67. Si las horas extraordinarias en el día ascienden a máximo tres horas diarias, por máximo de tres días a la semana, es decir, nueve horas a la semana, el empleado recibirá el 100% adicional del costo de la hora ordinaria. Por ejemplo, si un trabajador gana a $20 pesos la hora ordinaria, entonces la hora extra se pagará en $40 (bajo un límite de 9 horas extras por semana). Pero si las horas de trabajo extraordinario superan las 9 horas a la semana, entonces, éstas deberán de pagarse al 200%.

Gratificación anual o aguinaldo

El aguinaldo es una gratificación anual que se paga a los empleados al finalizar el año calendario, a más tardar el 20 de diciembre, es conocida también como la percepción navideña del empleado. El monto mínimo según la Ley (art. 87) equivale a 15 días de salario del empleado. Sin embargo, existen empresas que otorgan 20 ó 30 días de aguinaldo. El caso de que empleado haya laborado menos de un año en la empresa, se le pagará su parte proporcional.

Prima vacacional

Como sabemos la Ley en sus artículos 76-81, otorga al empleado el derecho disfrutar 6 días hábiles, al término del primer año. Y no sólo eso, sino que también el empleado tiene el derecho de recibir una prima por los días de vacaciones. Esta prima, por Ley, debe ser al menos del 25% sobre el salario del empleado. Se calcula de la siguiente manera: Prima Vacacional = Salario diario x días de vacaciones x Prima 25% (mínima).

Prima dominical

No solo la biblia considera el séptimo día de reposo, sino que también la ley prevé el domingo como día de descanso obligatorio para el empleado. Así que, a los empleados que trabajen el domingo, se les pagará una prima dominical de al menos 25%, sobre el salario de los días ordinarios de trabajo de acuerdo con el artículo 71 de la Ley.

PTU

PTU es la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa donde trabajan. Si los resultados de la empresa arrojan utilidades en el ejercicio fiscal, entonces se les deberá pagar a los empleados un porcentaje de ésta, según determine la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas, según el artículo 117 de la Ley.

En consecuencia, el reparto de las utilidades entre los trabajadores se deberá efectuar dentro de los 2 meses siguientes a la fecha en que deba pagarse el impuesto anual (31 de marzo + 2 meses), es decir, a más tardar el 31 mayo de cada año. En la actualidad, cada vez menos empresas pagan el PTU, debido las estrategias fiscales aplicadas en la empresa. Estas son las percepciones de ingresos previstas en la Ley y que deben de aparecer en el recibo de nómina cuando cada una de ella sea pagada. Existen otras percepciones superiores a las de la Ley como son el bono de productividad y premio por puntualidad que les permite a las empresas incentivar las ventas y trabajar más eficientemente.

Más Artículos...
Más Artículos...