Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

¿Qué es un contrato colectivo de trabajo?

Uno de los grandes beneficios laborales que históricamente han aportado los sindicatos de trabajadores es el convenio colectivo de trabajo, también conocido como contrato colectivo, que se trata de un acuerdo realizado por uno o más sindicatos o patrones sobre las condiciones de trabajo que habrán de recibir por igual todos los empleados miembros del sindicato.

En este, se especifican las generalidades del tipo de contrato (por tiempo indeterminado o por actividad), el salario que recibirán los trabajadores, las licencias, la capacitación, las reglas de las relaciones de trabajo y todas las condiciones de empleo. Cuando estas condiciones han sido acordadas, se les conoce como “condiciones mínimas de trabajo”, por lo tanto ningún trabajador deberá laborar con acuerdos desfavorables en comparación con lo establecido por el convenio.

De igual manera, la gran ventaja de esta práctica se ve en la mejoría de las condiciones generales de la empresa, pues a pesar de no ser miembros de sindicatos, otros trabajadores individuales pueden gozar de estas mejoras en las condiciones generales de la empresa.

Dato: el contrato colectivo nace de las negociaciones entre patrones y trabajadores para lograr un acuerdo antes de que este se formalice. Se buscará siempre el bien común para todas las partes.

¿Qué elementos conforman el contrato colectivo?

Un contrato colectivo no es muy diferente al contrato laboral individual. Al igual que este último, el contrato colectivo debe cumplir con los requerimientos establecidos por el Código del Trabajo: dar a conocer el puesto que se va a ejercer, el pago que se recibirá por esta labor, las prestaciones a recibir, los horarios de trabajo y los derechos y obligaciones del trabajador.

Si bien las prestaciones y condiciones de trabajo mínimas quedan establecidas por la ley, queda dentro del derecho de cada empresa otorgar beneficios superiores o incluso no contemplados por los códigos laborales. Por ello, el contrato colectivo debe especificar estos beneficios. De igual manera, entre las cláusulas únicas de cada empresa, se encuentra su reglamento interno, donde se especifican horarios, normas, informes sobre capacitación o actividades según el giro de la empresa, como el uso obligatorio de uniforme o protección.

El contrato colectivo es un beneficio que debe mantenerse bajo revisión para su correcto funcionamiento, por ello, al ser emitido este debe llegar ante tres instancias: se brinda una copia a cada trabajador, una copia a los patrones y una al sindicato. Una copia más será entregada ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, quienes serán mediadores e inspectores de este convenio. El contrato podrá inspeccionarse y ponerse a revisión constantemente para verificar su correcto cumplimiento; para esto se necesitará un aviso previo de 70 días. El cierre o fin de esta clase de contratos, de manera similar con el contrato individual, se llevará a cabo tras el fin de la obra, por consentimiento mutuo o por cierre de la empresa (siempre y cuando el contrato colectivo se desarrolle sólo en esa empresa).

Más Artículos...
Más Artículos...