Conoce el proceso correcto de una liquidación laboral

La finalización de una relación laboral entre una empresa y un trabajador por causa de un despido nunca es sencilla para ninguna de las partes. Por un lado, la compañía debe comenzar una búsqueda y capacitación de nuevos talentos, mientras que los empleados deben explorar oportunidades laborales y, muchas veces, se enfrentan a una gran incertidumbre económica. 

Para evitar que los trabajadores queden en una situación de vulnerabilidad financiera y con el fin de que obtengan una compensación por el trabajo que han prestado a una organización, las empresas tienen la obligación de darles un pago bajo el concepto de liquidación laboral.

Continúa leyendo para conocer más sobre esta compensación económica. Descubre cuándo tienes que pagarla y en qué escenarios tu empresa no está obligada a darla al terminar una relación de trabajo.

¿Qué es la liquidación laboral?

La liquidación es un tipo de indemnización que las empresas están obligadas a pagar a sus trabajadores en el momento en el que suspenden una relación laboral formal. Se rige por la Ley Federal del Trabajo y es válida cuando las causas de la terminación no tienen que ver con el desempeño del empleado, sino que responde a una decisión de la empresa.

En qué casos aplica la liquidación 

La liquidación de un trabajador únicamente es aplicable en los supuestos de despido injustificado. Cuando un empleador no puede adjudicar responsabilidad al trabajador por la finalización de la relación laboral, estará obligado por ley al pago de esta compensación. 

Algunos escenarios en los que debe ser cubierto ese pago son:

  • En caso del cierre de una sucursal o del negocio en el que labora el empleado.
  • Ante un recorte de personal.
  • Cuando ni el empleado ni el empleador sean responsables de la terminación del contrato laboral.

Asimismo, existen motivos por los que un empleado llega a renunciar a su puesto de trabajo y aun así se hace acreedor a este pago:

  • Cuando el patrón incumpla con las condiciones del contrato laboral.
  • Cuando el empleado no reciba su sueldo en los plazos establecidos.
  • Cuando la seguridad o dignidad del trabajador se vea comprometida por su trabajo.
  • Cuando haya alguna mala práctica llevada a cabo por el patrón respecto a sus trabajadores (violencia, hostigamiento, engaño, etcétera).

En qué casos no aplica

La LFT establece algunos escenarios en los que no se puede adjudicar responsabilidad al patrón por la finalización de una relación laboral. Algunos de ellos son:

  • Cuando el empleado presente documentación falsa o lleva a cabo acciones que anulen su contrato laboral.
  • En caso de que el empleado se ausente en tres ocasiones o más durante un periodo de 30 días sin justificación o permiso.
  • Cuando la integridad de los demás empleados o del lugar de trabajo se vea comprometida por actos cometidos por el trabajador.
  • Si existe una violación de la ley en el espacio de trabajo.

¿Qué conceptos debe incluir el pago de una liquidación laboral?

  • Pago por concepto de 3 meses de sueldo de acuerdo con el último talón de pago.
  • Pago de 20 días de sueldo por cada año de servicios prestados a la compañía.
  • Pago de prima de antigüedad, calculada en 12 días de salario por año de trabajo.
  • Pago de las partes proporcionales de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional del año en curso.
  • Pago de otras prestaciones contempladas en el contrato laboral cuando sean aplicables y de salarios adeudados.

¿Aplican impuestos en el pago de liquidación?

Los empleados que han sido despedidos y que reciben una liquidación deben pagar al SAT las tasas aplicables por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR). Si bien el pago correspondiente al aguinaldo, prima vacacional y antigüedad, así como otros bonos y prestaciones, están exentos de este impuesto, el resto de las compensaciones son sujeto de deducciones fiscales.

 Recuerda que la liquidación es un derecho laboral, excepto en los casos que estipula la Ley Federal del Trabajo. Si una empresa no paga esta compensación puede verse sometida a auditorías o, incluso, a una denuncia por incumplimiento de la ley.

La Profedet es la institución encargada de dar acompañamiento a los trabajadores que se encuentran en esta situación. Para ser efectiva, la denuncia correspondiente deberá presentarse en un plazo máximo de 60 días tras la finalización laboral.

Calculadora descargable de finiquito y liquidación | Runa HR

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

1
Anterior:

Aspectos legales

Cálculo de finiquito por renuncia voluntaria La finalización de una relación laboral entre una empresa ...
Siguiente:

Aspectos legales

¿Qué es el Factor de integración y para es necesario ante el IMSS? La finalización de una relación laboral entre una empresa ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds