Jueves, 9 de Noviembre, 2017

Previsión Social: todo lo que debes saber

Según lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, todas las personas, físicas o morales tienen el deber de pagar impuestos, con la mera finalidad principal de ayudar al Estado a pagar los gastos públicos que se puedan generar. Con la intención de hacer cumplir este artículo, se creó en el año 2014, el Impuesto Sobre la Renta (ISR), tributo que se calcula tomando como base las ganancias obtenidas por cualquier persona y ,aplicando las deducciones correspondientes, se obtiene el monto que se debe pagar.

A partir de este momento, se eliminó lo que era conocido como la Ley de Impuesto Empresarial a Tasa Única y la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, convirtiéndose el ISR en el único tributo que deben cancelar los contribuyentes. Es importante conocer cuáles son los gastos deducibles que como empresa, no se incluyen para el cálculo de los impuestos. De esta manera, como patrón, puedes declararlos y evitar un monto extra.

¿Qué es una deducción en los impuestos?

Las deducciones son una serie de montos de dinero que se asocian a personas físicas o morales, en los que una persona puede incurrir, disminuyendo así el ingreso gravable, y aumentando de este modo el ahorro en los impuestos.

¿Qué es la previsión social?

En este sentido, es importante aclarar la definición de previsión social, que se presenta como una serie de decisiones, gastos y remuneraciones que el patrón otorga y que beneficia a los trabajadores. Al satisfacer su necesidad, esa serie de gastos por previsión social, les permite mejorar la calidad de vida, tanto personal como familiar. Antes del año 2014, los gastos por previsión social eran 100% deducibles para la empresa y no se incluían en el cálculo de los impuestos. Sin embargo, con las nuevas modificaciones realizadas a la legislación, estas prestaciones, pasaron a ser deducibles solo en un 53%.

¿Cuáles son los principales gastos por previsión social?

  • Salario o sueldo: Es el pago realizado a los trabajadores, en función de retribuir cierta cantidad de dinero por sus labores realizadas a la empresa. El sueldo, es entregado de manera periódica (como patrón, debes decidir cuál será la periodicidad de la nómina) y puede incluir otras primas, como gratificaciones o percepciones por realizar otras labores. El salario, puede ser otorgado de manera física (en dinero), y una parte en especie (alimentación, vestuario, habitación).

Si quieres deducir el salario de los impuestos pagados, tienes que contar con los CFDI y realizar los pagos a tus empleados, utilizando depósitos bancarios o transferencias electrónicas, además, deben ser hechos a nombre propio del empleado de la empresa.

  • Vales de despensa: Los vales, son tickets o billetes que el patrón entrega al trabajador como forma de pago y puede ser incluido en el salario en especie. Los vales, tienen distintas finalidades y aunque algunos son para la compra de gasolina, los vales de despensa o de alimentación pueden tener la posibilidad de deducirse de los impuestos.

Si quieres aplicar la deducibilidad con los vales de despensa, debes realizar su entrega, mediante el servicio de los monederos electrónicos que activa y autoriza el Servicio de Administración Tributaria (SAT).  Ten presente que solo será deducible un 53% en caso de que sea del mismo valor que el vale de despensa que fue entregado en el período anterior, mientras que si el monto es menor el porcentaje será de 47%.

¿Las prestaciones personales o sociales, son completamente deducibles?

No. Como se mencionó anteriormente, el SAT solo deduce los gastos por previsión total en un 53% como máximo, siendo el mínimo de deducibilidad el 47%. Básicamente, el límite y la deducibilidad de estos gastos, dependen de si están parcial o totalmente exentos para la declaración del trabajador. Si son tomadas en cuentas para el impuesto que debe pagar el trabajador, la deducibilidad de estos gastos es de 53%, de lo contrario, sólo lo será en un 47%.

Otros gastos de previsión social que puedes deducir de los impuestos

Básicamente, estos son los beneficios de los que puede disfrutar cualquier trabajador al realizar sus actividades laborales en tu empresa y a excepción de las primas por antigüedad, las prestaciones exigidas por la ley y los aguinaldos, que son obligatorios, tienes la opción de realizar estos gastos por previsión social. Los más comunes son los siguientes:

  • Becas estudiantiles.
  • Gastos y exámenes médicos.
  • Bonos por productividad.
  • Clubes sociales o deportivos.
  • Seguros de vida.
  • Gastos funerarios.
  • Realización o pago de actividades culturales y recreativas.
  • Ayuda económica por el fallecimiento de familiares del trabajador.
  • Ayuda económica para el pago de guarderías o colegios, de los hijos de los empleados.
  • Horas extraordinarias.
  • Utilidades y aguinaldos.
  • Pagos por separación (deben realizarse en caso de algún despido, retiro o renuncias).
  • Primas dominicales.
  • Primas por antigüedad.
  • Primas vacacionales.

Importancia de realizar prestaciones personales en tu empresa

La importancia de realizar las prestaciones a personas o gastos por previsión social en tu empresa radica en que mejora el ambiente laboral, ya que los empleados o trabajadores se sienten más satisfechos y eso influye directamente en la productividad de tu compañía. El bienestar de tus empleados, será el bienestar y crecimiento de la empresa.

Más Artículos...
Más Artículos...