Renuncia Voluntaria: ¿Por qué renuncian las personas a sus empleos?

Renuncia voluntaria

Hace unos días hicimos una encuesta en LinkedIn para identificar qué lleva a las personas a presentar una carta de renuncia voluntaria ante sus jefes. Y es que en muchas ocasiones se piensa que un buen salario o un ambiente “buena onda” son motivos más que suficientes para para retener a los empleados. 

Sin embargo, los resultados de la encuesta, en la que obtuvimos 534 votos, revelan una verdad distinta: más de la mitad de los votantes (57%) dijo que lo que lo llevaría a una renuncia voluntaria de su trabajo es la suma de una mala paga, una mala relación con los jefes o su equipo y la salud mental. Con solo el 20% se ubicó exclusivamente salud mental, una mala relación con los líderes o los colegas alcanzó el 15% y para sorpresa de todos, la mala paga quedó con solo el 8%.

10 factores que afectan la salud mental en el trabajo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los 10 principales factores que afectan en mayor medida la salud mental de los trabajadores son:

  1. Exceso de trabajo
  2. Falta de instrucciones claras
  3. Plazos de entrega irreales
  4. Falta de toma de decisiones
  5. Inseguridad laboral
  6. Condiciones de trabajo aislantes
  7. Exceso de vigilancia
  8. Condiciones inadecuadas para el cuidado de los hijos
  9. Acoso laboral (mobbing)
  10. Acoso sexual

Consecuencias de una mala salud mental laboral

Las consecuencias de una salud mental laboral pobre tienden a generar los siguientes problemas en las organizaciones:

  • Ausentismo: debido a condiciones de depresión, estrés o burnout, los trabajadores tienden a tener mayores periodos costos de ausentismo. Los síntomas físicos más comunes que suelen presentar derivados de una pobre salud mental son hipertensión; problemas cardíacos; úlceras; desórdenes del sueño; dermatitis; dolores de cabeza, cuello y espalda; y baja resistencia a las infecciones.
  • Afectaciones al desempeño laboral: disminuye la productividad y el alcance de resultados, así como la calidad de la planeación y monitoreo del trabajo. Por el contrario, incrementa la tasa de errores y el número de accidentes.
  • Cambios en la actitud y conducta del equipo: en primera instancia, se genera una pérdida de motivación y compromiso. Asimismo, a pesar del incremento de horas de trabajadas se produce una disminución en el retorno y se reduce la puntualidad.
  • Relaciones en el trabajo: las principales afectaciones se observan en el aumento de la tensión y los conflictos entre colegas, el empobrecimiento de la relación con los clientes y el incremento en los problemas disciplinarios.

¿Cómo identificar un ambiente tóxico de trabajo?

Cuando trabaja en un ambiente laboral tóxico y su salud y bienestar están en riesgo, Cheri Torres, entrenadora de liderazgo empresarial y autora del libro Conversations Worth Having: Using Appreciative Inquiry to Fuel Productive and Meaningful Engagement, dice que es imposible desempeñarse bien. En su libro, la experta dice: “Un ambiente tóxico mantiene a las personas en una mentalidad de lucha o huida: el bombeo constante de cortisol, testosterona y norepinefrina genera estrés físico, emocional y mental”.

De acuerdo con el blog de Monster, existen cinco señales que muestran que laboras en un ambiente tóxico de trabajo:

  1. Estás crónicamente estresado: “El estrés es la respuesta física o mental a una causa externa, como tener muchas tareas o padecer una enfermedad”, dice el National Institute of Mental Health. El American Institute of Strees incluso desarrolló un cuestionario para evaluar qué tan estresada está una persona a consecuencia de su trabajo. Un estresor o factor estresante puede ser algo que ocurre una sola vez o a corto plazo, o puede suceder repetidamente durante mucho tiempo. 
  2. Estás sobrecargado de trabajo: una persona sobrecargada de trabajo pone en riesgo la productividad y el desempeño de sus compañeros, dice un blog de Sage. Las personas que están sobrecargadas de trabajo se caracterizan por tener dificultades de comunicación con otras personas, tener agendas sin un solo espacio libre, cometer errores y omisiones poco habituales, dificultades para delegar tareas, problemas para cooperar y faltar continuamente debido a problemas de salud.
  3. Eres víctima de acoso laboral: desde hace algunos el mobbing, como también se le conoce, ha alcanzado mayor importancia. Las personas de sufren este problema suelen sentirse ignorados, son obligados a realizar actividades que son ajenas a su trabajo, han sido víctimas de humillaciones o, incluso, golpes, han recibido amenazas por parte de sus compañeros o jefes y tienen bloqueados los canales de comunicación con los líderes. 
  4. Eres objeto o haz contribuido a crear rumores en el trabajo: siendo honestos, los rumores de trabajo no benefician a nadie. El comunicar noticias o hechos que no han sido confirmados por los líderes puede afectar la reputación de las personas y genera inseguridad en el entorno de trabajo.
  5. Tienes un jefe tóxico: en su libro Neomanagement. Los nuevos jefes tóxicos y sus víctimas explica que los malos líderes se caracterizan por su falta de empatía, su facilidad para mentir y su visión utilitarista de las personas. Si bien estas personas son capaces de alcanzar todas las metas, lo cierto es que dejan a muchas personas lastimadas emocional e incluso físicamente en el camino, lo cual lo convierten en “psicópatas organizacionales”. Los equipos de recursos humanos deben tener especial cuidado en detectar a este tipo de managers en sus empresas.

¿Qué efecto tiene el salario en la retención del talento?

Como decíamos al principio, muchas empresas consideran que pagar un salario por arriba del promedio en el mercado es suficiente para retener al talento. Sin embargo, como lo muestra la encuesta que llevamos a cabo, es un aspecto menos importante comparado con la salud mental y una mala relación con jefes y colegas.

Actualmente, existen nuevos conceptos, como el salario emocional, que tienen un impacto directo en la calidad de vida de los colaboradores. Este tipo de beneficios, además, no genera un costo en la organización y ayuda al trabajador evitar problemas de estrés, ansiedad, burnout, entre otros. 

Sin embargo, es importante cuidar que el salario que pagas a tus empleados sea suficiente para cubrir sus necesidades y las de sus familias. En su blog, la empresa de recursos humanos Glocal Thinking, dice que un desafío para los responsables de RRHH, además de brindar una compensación que brinde seguridad económica sus empleados, es ofrecer beneficios que ayuden a garantizar la seguridad moral, familiar, sanitaria, etc.

Toma en cuenta que, al final, más de la mitad respondió que lo que le haría hacer una renuncia voluntaria a su trabajo es la suma de una mala paga, un mal entorno laboral y la afectación de su salud mental. 

  • Tags:
  • recursos humanos

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

5
Anterior:

HR Management

Firma electrónica SAT: ¿qué es y para qué me sirve? Renuncia voluntaria Hace unos días hicimos una encuesta ...
Siguiente:

HR Management

¿Qué es un folio fiscal y para qué sirve? Renuncia voluntaria Hace unos días hicimos una encuesta ...